'
Qué es el Efecto afterburn y cómo utilizarlo a nuestro favor.

¿Qué pensarías si te dicen que aún después del entrenamiento deportivo se pueden seguir quemando calorías?

Pues esto es justo lo que te comentamos hoy. El Efecto Afterburn es el periodo en el que el cuerpo está en recuperación, pero sigue quemando grasas.

¿Y en qué consiste? Es una aceleración del metabolismo, que consume más calorías horas después del entrenamiento. La efectividad de éste depende de dos factores principales: la selección de ejercicios que hayas efectuado y la intensidad de ejecución.

Esto potencia la oxigenación celular, y una gran cantidad de gasto calórico, dado que la autorregulación post entrenamiento sigue requiriendo energías, para volver a los niveles normales del cuerpo.

Y para aprovechar al máximo este proceso natural del cuerpo podemos llevar a cabo una serie de prácticas que conseguirán alargar al máximo este efecto y, por tanto, quemar más calorías con el mismo ejercicio. Estas prácticas deberán ser incorporadas en tu rutina, no es algo de un día o dos, sino que deberán ser un hábito.

Intercala diferentes intensidades durante un mismo entrenamiento, es más provechoso ir intercalando niveles diferentes de intensidad que mantenernos todo el rato en el mismo. De ese modo al ir cambiando de ritmo hacemos que nuestro cuerpo no se habitúe al oxígeno y, por tanto, trabaje más.

Por eso, se aconseja que en cualquier ejercicio cardiovascular que elijas, utilices el tiempo a tu favor, si son 20 los minutos a trabajar, intercales 5 minutos en velocidad rápida con 5 minutos de sprint, luego volver a bajar el ritmo y así progresivamente.

Por supuesto, todo esto deberás llevarlo a tu entrenamiento, lo que más te gusta, lo que más te funciona, y la técnica que más se asemeje a tu estilo de entreno.

Para aprovechar al máximo el Efecto Afterburn también es recomendable intercalar el cardio entreno con ejercicios aeróbicos y de fuerza; así pues, en lugar de hacer el cardio solo al inicio del entreno y después hacer pesas, ve intercalando y conseguirás acelerar tu metabolismo.

Entrena al menos 45 minutos al día. Además escoge maquinaria que potencie el efecto, como nuestra F22 de Fitland, que reúne todos los beneficios que necesitas en una buena maquinaria de cardio: potencia el aumento del gasto calórico, potencia el desarrollo de los sistemas aeróbico y anaeróbico, garantizando así mayor efecto afterburn.

El entrenamiento de fuerza es el mejor aliado para el efecto afterburn. Entrenamientos como: en circuito y alta intensidad (HIT) son los que más calorías consumen, pero también los que tienen el tiempo de recuperación más largo. Dependiendo de la intensidad que puedas alcanzar,  el metabolismo permanece elevado hasta 40 horas.

Por su parte, el entrenamiento de resistencia tiene un efecto afterburn más reducido y también más corto, aunque se consumen más calorías durante el entrenamiento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de la página web, recoger información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad personalizada basándonos en el análisis de tu tráfico. Puede cambiar la configuración u obtener.    Más información sobre cookies
Privacidad
×