'
Despidiendo el verano… ¿Cómo volver a la rutina?

Cuando el verano finaliza y vuelves a la rutina es normal pensarse dos veces el regreso al gimnasio y entrenamiento e incluso en ocasiones las personas suelen posponer su reincorporación, esto es normal debido a que cuando pasas un tiempo sin ejercitarte es difícil regresar con la misma intensidad con la que solías entrenar, sin embargo no es imposible y hoy te explicaremos qué puedes hacer para que sea más llevadero y sencillo volver a la rutina.

Lo primero que necesitas saber es que cuando vuelves a entrenar luego de una temporada de descanso debes comenzar con rutinas suaves, que le ayuden a tu cuerpo a asimilar el entrenamiento de nuevo y de a poco podrás volver a la intensidad con la que ejercitabas antes del descanso. Esto también te puede evitar lesiones.

También es necesario que seas paciente y trates de mantener una actitud positiva, ¡anímate! Aunque los primeros días quizás no sean del todo fáciles, puedes trazarte metas a corto plazo y paso a paso irás avanzando hasta estar donde deseas, y más aún si tu cuerpo ya ha estado habituado al ejercicio constante.

Todo proceso necesita que le inviertas un mínimo de tiempo y ganas, para que luego puedas comenzar a percibir esos resultados satisfactorios y esperados.

Muy frecuentemente, se comete el error de realizar entrenamiento intenso, por largos periodos de tiempo para tratar de habituar el cuerpo lo antes posible. Pero lo único que se logra con eso es forzar los músculos, además de que te sentirás exhausto, desanimado y además corres el riesgo de lesionarte. Tus músculos no van a responder mejor a una intensidad elevada, déjalos que vuelvan a habituarse al ejercicio de manera gradual.

Es necesario combinar los ejercicios aeróbicos con las pesas, para que podamos obtener una buena condición física, pero recuerda: ¡sin excederse!

No intentes levantar pesos muy altos, comienza con algo que tu cuerpo pueda resistir sin forzarlo demasiado y de esa manera volverás a recuperar la fuerza y con ella la capacidad de ejercitarte con pesas.

Por último pero no menos importante, es muy necesario que te alimentes bien, de manera saludable, balanceada y preferiblemente a la hora, ¡no querrás que tu organismo no resista el entrenamiento!

Es necesario que tu organismo obtenga las vitaminas, minerales y proteínas necesarias para estar nutrido y poder cumplir con sus necesidades nutricionales, y de esta manera también lograr obtener unos buenos resultados.

También debes recordar, aunque resulte repetitivo, consumir suficiente agua para mantener tu cuerpo hidratado, y más aún cuando vuelves a los entrenamientos. No olvides que el cuerpo está compuesto por un 60% de agua.

Como ya se mencionó, el proceso de volver de la rutina es algo lento y es necesario que estés lo suficientemente motivado para comenzar, pero una vez que comiences estarás un paso más cerca de lograr tu objetivo. En Fitland disponemos de todo lo necesario para que tu entrenamiento sea el adecuado y tu condición física mejore considerablemente de forma gradual.

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de la página web, recoger información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad personalizada basándonos en el análisis de tu tráfico. Puede cambiar la configuración u obtener.    Más información sobre cookies
Privacidad
×